24 Polaroid (2006)

Memory card es un proyecto que plasma la interconexión entre individuos a través de una imagen.La idea surge a raíz de las fotografías que toman los turistas en sus viajes. Cuantos individuos que pasan casualmente delante del objetivo de la cámara del fotógrafo turista quedarán para siempre en la foto recuerdo de otras personas. Es así que ponemos de manifiesto a un ser humano y su circunstancia particular mientras crea una fotografía y es observado a su vez por otro individuo constructor de imágenes. Al mismo tiempo situamos a una persona que pasa por detrás del elemento o persona que el fotógrafo-turista está fotografiando. Esta persona que pasa como por casualidad, será siempre la misma, como elemento común en todas las polaroids, y llevará un accesorio que la identifica, para hacer más comprensible lo que queremos comunicar al espectador.
La fotografía pone en relación a individuos, muchas veces en forma casual y efímera, pero ese vínculo del instante puede cargarse de potencialidad hacia el futuro.
Cada fotografía documenta, mediante firma del fotógrafo fotografiado, ese vínculo entre los individuos presentes en ese momento.
La firma implica un nuevo conocimiento de personas, y un reconocimiento de identidades y diferencias entre los roles que un individuo puede asumir incluso en el mismo instante.
En un mundo donde la tecnología visual disponible es capaz de re-crear y modificar toda realidad, la cámara Polaroid sigue siendo un instrumento que guarda la memoria fiel de un momento: la imagen obtenida es la que inmediatamente sale de la cámara, con su riqueza potencial y sus posibles defectos, y permanece como memoria visual auténtica de un encuentro entre las personas que realmente están en la circunstancia provocada por este proyecto.